Publicado el Deja un comentario

El esquí me mola, exposición de una niña sobre la nieve

Hoy te voy a leer la presentación de una niña que nos cuenta su experiencia con un esquí, para que veas que no pasa nada si empiezas a esquiar tarde, que la edad no debe limitarte, y que esquiar a cualquier edad, siempre puede ser divertido.

La presentación nos cuenta que el esquí mola.

Esta es la carta de Marina sobre la nieve

Hola,

soy Marina y esquiar me mola. Desde siempre me ha gustado la montaña y la nieve. Los pinos, los ríos y los animales que allí viven.

Empecé a esquiar cuando tenía 5 años con mis padres, al principio esquiar se hace un poco duro porque te caes muchas veces y el problema es el frío que siempre hace, por eso vamos tan tapados y casi ni se nos conoce.

Para esquiar se necesitan tablas de esquí, bastones, botas, guantes, gafas, casco y traje.

Para esquiar puedes empezar con clases y con monitores que te enseñen, pero también te pueden enseñar tus padres o tus hermanos mayores.

Yo creo que lo mejor es que te enseñen otras personas que no sean de tu familia, porque siempre hacemos más caso a los monitores, parece que lo saben todo, que nunca se caen y saben mucho de la nieve y de la estación.

Solo por estar con una monitora puede llegar a hacerte sentir segura en la nieve porque además un monitor te enseña, ya no solo esquiar, sino también a ponerte el casco, las gafas, o coger bien los bastones, la primera vez que vas a esquiar.

Lo primero que te van a enseñar es a hacer la cuña que sirve para girar y frenar sin caerte. Tienes que abrir abrir bien las piernas y cerrar las puntas de los esquís, se abren las colas de los esquís y se unen las puntas .

Cuando ya sabes esquiar bajas por pistas largas y a veces tienen pequeños saltos muy divertidos y otras veces vas por caminos muy bonitos, entre pinos.

Hay mucha gente que trabaja en las estaciones de esquí, para que nosotros los esquiadores podamos disfrutar de la nieve de manera segura y divertida.

Además en la nieve vas a hacer muchos amigos. Si vas a cursos harás amigos de tu grupo de esquí. También puedes ir a esquiar con otros amigos, gente de la familia, con los primos es lo mejor.

Me encanta ir a esquiar porque estas con tu familia, disfrutando de la nieve, pero lo mejor de todo es que puedes disfrutar de la nieve, de la naturaleza.

Y no te pienses que en la nieve vas a tener frío, no es así, gracias a la ropa, y a que estás en movimiento no tienes frío.

Lo que debes tener una claro es que vas a acabar un poco cansado.

Espero que os haya gustado las cosas que os he contado sobre nieve y esquí, a mí me mola mucho.

Marina

Material imprescindible la primera vez que vas a esquiar

Visita nuestra tienda especializada en esquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.